Así es, desde Tijuana hasta la Patagonia, se ha optado por la inversión en energías limpias que dejen de dañar a nuestro planeta, y es que México, Colombia, Argentina, Chile y hasta Brasil, lideran las iniciativas e innovaciones en energía solar de toda Latinoamérica.

Y es que en América Latina, se han estado elaborando reformas energéticas durante los últimos cinco años, que han dado lugar a un enorme desarrollo de las energías renovables sostenibles, principalmente la solar, que pasó a ser la apuesta de las naciones más preocupadas por el medio ambiente, esta tecnología de tipo renovable, se convirtió en la más barata y accesible a nivel mundial, además que no genera contaminantes, ya que la energía es adquirida por medio de los rayos solares.

La energía solar se ha vuelto tan importante que en Colombia forma parte de un programa social, conocido como PaZa la Corriente, que lleva luz a zonas remotas de ese país, impresionante ¿no?

Argentina se había mantenido sin actuar ante esta revolución renovable, sin embargo y afortunadamente, ha comenzado a darle la importancia que merece a la energía solar, todo esto, con una gigantesca obra inaugurada en la provincia de San Luis, el país espera generar en sólo dos años, el 8% de su energía total usando fuentes renovables, un gran avance en materia de conservación, sin lugar a dudas, grandes noticias para la ecología.

Por otra parte, el país andino, Chile, que en 2012 sólo contaba con unos ridículos 5 megawatts (MW) de energía solar para todo su terreno, ha avanzado a la impresionante y plausible cantidad de 873MW, los cuales ayudarán a abastecer de energía a gran parte de su territorio.

En Bolivia, de la mano de su presidente, también se está promoviendo el uso de energías limpias, implementando proyectos duales, es decir, eólicos y solares. Para finales de este año, se prevee que se inaugure una planta solar de 60MW en la provincia de Uyuni, además en marzo del presente año, se inauguró otra planta solar.

México por su parte, inauguró una planta de 2.3 millones de paneles solares en el caluroso y ahora productivo desierto de Coahuila, para convertirla en la planta solar más grande de América Latina y haciendo historia en el presente año, un claro ejemplo de que podemos superar a cualquier país si nos lo proponemos.

También Perú está optando y se encuentra demasiado comprometido con el uso de energía solar, ahora el reto, es llevar energía a 2,2 millones de peruanos de zonas marginadas, tal como ya lo logró Colombia.

Centroamérica con mirada hacia el progreso:

Pues Costa Rica, Panamá, Guatemala, Honduras y El Salvador, están realizando grandes esfuerzos en obras solares, para optimizar costos de generación, que aunque van más lento que los países antes citados, lo más importante es sumarse al cambio para reducir la contaminación ambiental, así que, a sumarnos a la tendencia porque es la única manera de seguir conservándonos como especie.

¿Así que tú qué piensas del cambio de mentalidad en Latinoamérica? Déjanos tus comentarios.

Comentarios

comentarios