En promedio, un ser humano produce entre 400 y 1000 gramos de desechos domésticos a diario y, aunque existen convenios internacionales para frenar el cambio climático antes de 2030, algunos países se encuentran alejados de este objetivo. No obstante, existen ejemplos para la disminución de la contaminación.

Países Bajos

Gracias a su “ley climática”, su tasa de reciclaje es del 51%. Dicha ley, consiste en una minuciosa revisión anual de la contaminación y el trato de la basura; y establece como objetivo para 2030, la reducción del 49% las emisiones de carbono.

Además, existen organizaciones civiles que se suman a esta tarea como: Recycled Park Foundation que recicla la basura de los ríos de Rotterdam y los convierte en islas flotantes para que las personas puedan acudir a relajarse.

Gran idea, ¿no?

Bélgica

Su tasa de reciclaje es del 58%, pero existen ciudades dentro del país que cuentan hasta con el 75%, pues los residuos se convierten en composta o se separan para su reutilización.

Este país tiene un peculiar sistema con los desechos, pues únicamente permite el empleo de cuatro tipos de bolsas para tirar la basura, las demás bolsas no son recogidas por el Departamento de Limpieza:

Bolsas azules: se usan para envases y todo tipo de plástico.

Bolsas verdes: se usan para residuos orgánicos, vegetales, frutas, alimentos, entre otros.

Bolsas amarillas: se usan para papel y cartón.

Bolsas marrones: se usan todo lo no mencionado anteriormente, como vidrio o ropa, excepto, pilas o desechos eléctricos.

El costo de las bolsas rondan los 25 y 45 pesos mexicanos. Antes de comenzar el año, las autoridades comparten el calendario que presenta los colores de las bolsas que se recogerán por día.

Disciplina y orden, ¡increíble!

Alemania

Este país del oeste de Europa tiene el 62% de tasa de reciclaje gracias a que eliminó las bolsas de plástico en las tiendas y los supermercados y concientizó a los más jóvenes con la clasificación de los residuos a través de la educación ambiental.

Sin duda, una manera eficaz para preservar el medio ambiente.

Austria

Con una tasa de reciclaje del 63%, son un ejemplo para los países que más basura generan. Incluso, los especialistas del medio ambiente viajan a Australia para conocer su sistema de reciclaje, el cual, además de concientizar, invita a las empresas constructoras a reutilizar los material en las construcciones.

Suiza

¡El país que más recicla del planeta! En los años 80, era una nación con los ríos llenos de nitratos y fosfatos, pero optaron por incluir medidas extremas para erradicar la contaminación mediante las multas de hasta 200 mil pesos mexicanos para aquellos que no sigan las normas.

El Estado brinda las bolsas de basura y por ley, cada suizo debe de separar sus desechos dependiendo del material: metal, plástico, papel, orgánico, además de llevar a los supermercados los envases de vidrio para su reutilización. Las autoridades cuentan con los “policías de la basura”, es decir, los encargados de saber de quién son los desechos y en caso de no seguir las normas, hacerlos acreedores de multas o encarcelamiento.

En México, existen decenas de asociaciones que impulsan mejorías en el medio ambiente y aunque todavía existen muchas brechas de concientización y educación ambiental, México es el país que más recicla plástico en América.

En la Ciudad de México, los desechos se clasifican en orgánicos e inorgánicos y Querétaro es una de las ciudades con más papeleras de reciclaje en el mundo.

Hay mucho que hacer para disminuir la contaminación en el mundo, pero todo comienza con la separación y el reciclaje de nuestros desechos. ¡Es momento de más conciencia social!

Comentarios

comentarios