México es uno de los países con más biodiversidad en el mundo, la mayoría de las especies que habitan solamente existen aquí porque nuestro territorio cuenta con diversos tipos de clima, relieves y condiciones geográficas. ¡De aquí somos y tenemos que conocer nuestro país! Vivimos en una nación única en cultura y tradiciones que tiene lugares increíbles para vivir aventuras extremas.

Si eres de los que siempre está buscando nuevas experiencias aquí te contamos de 5 lugares donde la intensidad, diversión y aventura ¡están garantizadas!

5) Jalcomulco, Veracruz

Ubicado a 350 kilómetros de Ciudad de México, Jalcomulco es el lugar ideal para practicar el rafting o descenso de ríos.

A bordo de tu bote y con tu chaleco salvavidas, irás sorteando las dificultades del descenso en el Río La Antigua, un lugar que tiene diversos grados de complejidad y que puede ser tan extremo como tú lo decidas. Esta es la última localidad donde el río pasa antes de desembocar en el Golfo de México, por lo que las aventuras no faltarán.

En este sitio también puedes practicar deportes como: tirolesa, rápel y ciclismo de montaña.

4) Barrancas del Cobre, Chihuahua

Este lugar se encuentra muy cerca de la frontera con Estados Unidos, un sitio idóneo para aquellos que no le temen a las alturas.

Las Barrancas del Cobre se sitúan en la Sierra Tarahumara y su sistema de siete barrancas es más profundo incluso que el Gran Cañón de Colorado en Estados Unidos. Ahí también se encuentra su Parque de Aventuras donde podrás viajar en teleférico a una altura de más de 1,900 metros, con una vista sin igual. Además, puedes aventarte de la tirolesa a más de 120 kilómetros por hora.

Este sitio es el hogar ancestral de los indígenas Rarámuris, algunas de estas personas trabajan como guías turísticas, lo que lo hace una aventura sin igual. Dentro de las actividades que puedes hacer están: descender 48 metros en roca, escalar, saltar de una peña a la otra o cruzar los tres puentes colgantes.

Vaya, vaya. Muy intenso, ¿no creen?

3) Santiago, Nuevo León

Nuestra próxima parada está a 906 kilómetros de Ciudad de México. En Santiago puedes dar rienda suelta a otra aventura más: ¡el rápel!

En este pueblo mágico se encuentra la Cascada Cola de Caballo, que obtiene su nombre por la forma en la que el agua cae, a más de 27 metros de altura. A un lado se encuentra una plataforma de 70 metros de altura donde puedes practicar puénting o también conocido como bungee jumping en donde te avientas desde una altura elevada atado de una cuerda elástica, ¡qué intenso!

La intensidad y la aventura crecen, pues aquí podrás practicar tirolesa en 600 metros de arboledas. Sin duda, un lugar fascinante.  

2) Peña de Bernal

Está ubicado en Querétaro, a 40 kilómetros de la capital del país. Peña de Bernal es la casa del tercer monolito más grande del mundo después del Peñón de Gibraltar en el Mar Mediterráneo, y el Pan de Azúcar en Río de Janeiro, Brasil. Su peso es de aproximadamente cuatro millones de toneladas, ¡qué intenso!

Este es el lugar para escalar con todas las precauciones, e incluso los expertos recomiendan hacerlo con conocedores de las rutas porque sus 288 metros de altura no son precisamente una tarea fácil.  Pero una vez que comiences el viaje y subas, la vista te fascinará. Aquí además de escalar puedes realizar rápel.

Es un lugar cerca de la ciudad para compartir con tus mejores amigos la mejor de las experiencias.

1) Nevado de Toluca

Se encuentra ubicado en el Estado de México, a una distancia de poco más de una hora en automóvil desde la Ciudad de México. Es el lugar ideal para practicar motocross, alpinismo o ciclismo de montaña.

El punto más alto del volcán se encuentra a 4,680 metros de altura. Aunque las condiciones del clima en invierno son más complicadas para el alpinismo, es la temporada donde más se recomienda visitarlo pues te puedes bañar en sus lagunas o jugar en la nieve.

El Nevado de Toluca es el lugar intenso que estabas buscando para visitar con tu familia o amigos, donde puedes vivir la experiencia más extrema e intensa.

Los lugares ya están puestos, la adrenalina y las ganas dependen de ti. ¿A qué destino irías a demostrar que eres el más ganador de los deportes intensos?

Comentarios

comentarios