Muy al norte de México se encuentra un santuario para la vida salvaje: la Isla Guadalupe, ubicada a 241 kilómetros de Ensenada, Baja California. Su fauna está plagada de especies únicas, una de ellas el león marino que migra desde Alaska para su reproducción, esta es la causa por la cual los tiburones blancos llegan al lugar en busca de alimento. Un paraíso, que se ha vuelto famoso a nivel mundial por sus avistamientos.

¿Qué dicen, nos acompañan en esta aventura?

Para llegar al archipiélago es necesario tomar un barco de expedición partiendo de Ensenada, con él cruzarás el Océano Pacífico por doce horas. Los paquetes de las embarcaciones incluyen el traslado, buceo, hospedaje, alimentos, nado con tiburones y buceo en jaulas. La estancia dura entre tres y cinco días.

Únicamente puedes ingresar con una de las 9 embarcaciones que tienen autorización por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) además de presentar tu permiso para realizar actividades turísticas en esta zona: aquí puedes revisar los trámites.

Los meses donde más avistamientos existen del tiburón blanco son: en agosto y septiembre para los jóvenes; y en octubre y noviembre para las hembras que van con sus crías. Es en este último periodo donde se ha podido ver al tiburón más grande jamás visto por el hombre.

Las actividades a bordo del barco, prometen ser una experiencia única, pues además de ir en un lugar con todas las comodidades, la belleza de los paisajes del archipiélago es impactante. Al amanecer y al anochecer podrás sumergirte hasta cuatro veces en la jaula para bucear con tiburones, aunque para esta actividad es necesario ser un buzo certificado, y por las tardes podrás acudir al cóctel o al cine bajo las estrellas, que se realiza en la cubierta del barco. ¡Alucinante!

Este viaje es único en el mundo y lo debes de realizar con tus mejores amigos, con tu familia o con esa persona tan especial, podrás ver una película bajo las estrellas al aire libre por las tardes o encontrarte de frente con un tiburón blanco al amanecer.

¿Qué dices, te atreves al reto?

Comentarios

comentarios